4 de mayo de 2014

CLELIA VETTRICI. Artista.



Biografía:
Clelia Vettrici nació en Argentina, Lomas De Zamora 21 de octubre 1955.
Cuando tenía catorce años, emigró con su familia a Italia, ella viajó por Europa y vivió en Neuchatel (Suiza), Londres y Colonia (Alemania). Durante su viaje descubrió su gran pasión por todo tipo de arte. Ella siguió varios cursos de pintura al óleo en Italia listada por el Maestro Bellero. Expuso en Sondrio, Lugano, Exposición Colectiva en Hong Kong, Exposición Colectiva en Moscú, Bormio, Napoli, Florencia, Roma, Bienal de Arte Contemporáneo (Lecce) Arezzo, Bolonia, Buenos Aires, Villa Arconati Festival de Música Monza.

















Clelia hace, se siente, se pone las emociones y, a veces, piensa. Y lo consigue armonizar dinámicamente aquí preocupa mundo interior, de someterlo a sus instalaciones. Ella es la dueña de sus reglas. Vitalidad que emana de cada fibra y cada caricia. Aire oxigenando cada milímetro de sus abstracciones, con tonos de color de saturación y la iluminación para dar efectos rizados y voluminosos. Niveles verticales en aumento hasta llegar a la pinta en la que puede y quiere volar, para sentirse libre y ser el fundador de sus propias reglas. Las impresiones llenas de autonomía que ser realistas en cada creación y explotar como un arrebato pasional. Elige para adornar sus creaciones que van más allá de un collage y más allá de una técnica mixta. Debido a que cada colgante, cada collar, cada una hebilla o joya que elige para sus personajes lleva su propia marca, como una firma que acredite su nacimiento y la identidad. De esta manera ella se encarga de ellos, se les hace las partes de sus cruces. Pudo haber añadido un kilo de la vida o un halo de su espíritu a cada toque del pincel, y en cada imagen se refleja una chispa de sí misma, pero será sólo en la convergencia de la reunión con sus composiciones que descubrir la impetuosidad enigmático, el vigor y la nobleza de sus protagonistas. Cuando está concluyendo sus obras, en un rincón de su taller, ella es, sin duda sopla su aliento sobre ellos, para darles un pedazo de su alma como un regalo y transmitir el encanto de su vida. Sólo será suficiente para ir sobre ellos de nuevo para ser capaz de descubrir dónde están su alma y su ser y simplemente estén sujetas en frente de ellos.

Lic. Adriana Pérez Pontieri
MN 9726

No hay comentarios.: